Gestión de riesgos corporativos en Meliã Hotels

Cualquier actividad empresarial está expuesta a riesgos, por lo tanto, la sostenibilidad en el tiempo de una empresa está marcada entre otros aspectos por cómo gestiona dichos riesgos, permitiéndole anticiparse ante un posible evento sea este negativo o favorable.

Esto solamente se consigue con un modelo eficiente de gestión de riesgos empresariales enfocado al cumplimiento de los objetivos de la organización.

Desde el punto de vista empresarial se considera “riesgo” el evento que, en caso de ocurrir puede afectar a: valor de mercado de la organización; capacidad para cumplir los objetivos; capacidad de poner en marcha las estrategias de negocio; forma de operar, y reputación de la organización y del negocio.

En este contexto, los modelos de gestión de riesgos de las empresas deberían permitir disponer un proceso integral y dinámico de la información, referente a todos aquellos riesgos (financieros, operaciones, de reputación, legales, entre otros) que pueden impactar a sus objetivos y resultados, así como de un diseño adecuado de las distintas funciones y roles que tomarán parte en dicho proceso.

Según el Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission, la gestión de riesgos en las empresas es un proceso continuo que baja desde el consejo de administración de una entidad y su dirección, y se extiende a todo el personal.

Está diseñado para identificar eventos potenciales que puedan afectar a la organización (riesgos), gestionarlos y proporcionar una seguridad razonable sobre el logro de los objetivos.

En Meliã Hotels International

Meliã Hoteles International (MHI) es una compañía con fuerte presencia internacional por lo que, en el desarrollo de su actividad, está expuesta a gran variedad de riesgos inherentes a los diferentes negocios que desarrolla y a los múltiples países en los que opera, lo cual hace necesario disponer de un modelo de gestión de riesgos robusto y eficiente.

La gestión de riesgos en Meliã se considera un factor diferencial y tiene como fin último mejorar la capacidad para generar valor de forma sostenida y ofrecer seguridad y confianza a los diferentes grupos de interés.

Para ello cuenta con diferentes órganos de gobierno y unidades organizativas que tienen asignadas responsabilidades en materia de gestión de riesgos.

La política de control, análisis y valoración de riesgos y su desarrollo a través de la correspondiente normativa interna, permiten a MHI disponer de varias herramientas para llevar a cabo una gestión de riesgos eficaz.

Estas se organizan en lo que podríamos llamar primera, segunda y tercera líneas de defensa:

  • Como primera línea de defensa estarían las propias unidades de negocio y áreas corporativas, responsables directas de la gestión de los riesgos.
  • En segunda línea, estaría el área de control y análisis de riesgos, que vela por el cumplimiento de política y establece las bases para la gestión de riesgos.
  • En tercera línea, el área de auditoría interna es la encargada de auditar todo el proceso.

Todo ello supervisado por los órganos de gobierno de la compañía.

El mapa de riesgos de Meliã Hotels International, actualizado de forma anual, realiza una identificación, evaluación, análisis, control y comunicación de los principales riesgos operacionales y de reputación y se convierte en una importante herramienta de gestión y mejora continua, que se refleja en la actividad de la empresa, al influenciar tanto los planes de expansión, como de inversión, los modelos de prevención de delitos, y una multiplicidad de procesos internos.