Las 10 cosas que no se pueden dejar de hacer en New Orleans

1 – Caminar por el Barrio Francés (French Quarter). Son 80 manzanas comprendidas entre Esplanade Av; el río Misisipi; Canal Street y Decatur Street, y St Louis Street y North Rampart Street.

Los edificios, bajos, de no más de tres o cuatro pisos, se construyeron a fines del siglo XVIII, cuando era colonia española, y en el siglo 19, ya cuando Lousiana había sido anexada a los Estados Unidos como estado.

La constante son los balcones, la mayoría de ellos con barandas de exquisita herrería, donde los habitantes y visitantes se sientan a ver pasar la vida por esas calles angostas en forma de damero.

Imperdibles 1

2 – Allí, pasear por Bourbon Street, corazón y usina del Barrio Francés. A ambos costados de la calle, desde Canal St y por seis o siete cuadras, se suceden uno al lado de otro los restaurantes, bares y boliches de toda índole (algunos donde chicas con poca ropa llaman desde la puerta).

Pero de casi todos, invariablemente, surge la música, desde el cadencioso y acompasado ritmo de un jazz, hasta la estridencia de un heavy metal.

Imperdibles 2

3 – Detenerse en el 311 de Bourbon St, donde un portal con el nombre de Musical Legends Park y varias estatuas de músicos nacidos en New Orleans invitan a ingresar. Allí es posible comer y tomar algo mientras se escucha al trío Break of Day Band (Kevin, batería; Rob, saxo, y Justin, guitarra y voz) que hace jazz del bueno.

Imperdibles 3

4 – Desde la costanera del río Misisipi, lo que llaman Riverfront, obtener una toma magnífica de Jackson Square, la plaza que durante la dominación española se llamó Plaza de Armas, y como telón de fondo la Basílica de San Luis o Saint-Louis Cathedral, icónico edificio de la ciudad.

Imperdibles 4

5 – Visitar el Café du Monde, en una de las esquinas de Jackson Square, en  Decatur St. y St Anne. Establecido en 1862, abre las 24 horas y allí se puede tomar un rico café con un beignet, especie de torta frita o buñuelo dulce. Eso sí, está siempre lleno y tendrá que armarse de paciencia para encontrar una mesa libre. No se hacen reservaciones.

Imperdibles 5

6 – En el 923 de la misma calle, Decatur, hay que entrar a Central Grocery, una típica y antigua almacén italiana. Si está cerca del mediodía, no descarte comerse una muffuletta (la “auténtica”, según los dueños del lugar). En realidad es el nombre de un tipo de pan siciliano, redondo, de unos 25 cm de diámetro, con semillas de sésamo. Por carácter transitivo, se le da ese nombre al sándwich que se hace con ese pan, jamón, queso y una ensalada con aceitunas y aceite de oliva. Una muffuletta cuesta U$S 18, pero alcanza para dos. Con un par de cervezas Ambita Amber, un placentero manjar.

Imperdibles 6

7 – Pasar por el French Market (Mercado Francés). Está ubicado en un triángulo que forman las calles Decatur St, Saint Peters St y Barracks St, en el Barrio Francés, obvio. Es un espacio techado pero abierto en sus laterales, con muchos cafés, bares, restaurantes y negocios de comidas rápidas, jugos, frutas y numerosos kioscos de souvenirs. Algo para llevar de regalo son los innumerables objetos que tienen que ver con el vudú, la religión africana emparentada con el sincretismo religioso.

Imperdibles 7

8 – Hacer un paseo en tranvía. Hay dos líneas de tranvías (RTA) fácilmente identificables: una con coches rojos y la otra con coches verdes. Tomamos esta última en Canal St y desde allí por St Charles Street hasta Carrollton y por esta hasta el final de la línea, en City Park. En su recorrido, el tranvía eléctrico, con asientos de madera y herrajes de bronce, como aquellos que circularon por Córdoba hasta 1962, atraviesa dos barrios que justifican un par de bajadas y vuelta a subir. Eso se puede hacer si se adquiere un pase por un día, que cuesta U$S 3 y permite bajar y subir del transporte cuantas veces quiera. Esos dos barrios son Garden District, donde abundan las mansiones como aquellas de las películas tipo Lo que el viento se llevó y están las Universidades de Tulane y Loyola, y Carrollton, donde esas mansiones no son tan numerosas pero las casas, con sus jardines, galerías y arquitectura compiten en belleza.

Imperdibles 8

9 – Si el tiempo lo permite, ya que son comunes los chubascos, vale hacer una caminata por lo que llaman el Riverfront, desde el final de Canal St, donde esta calle se encuentra con el río, hasta el French Market, para tener una mirada de cómo la ciudad se desenvuelve siempre mirando al Misisipi.

Imperdibles 9

10 – Otra excursión que sirve para tener un pantallazo de la ciudad es el City Sightseeing, en un ómnibus doble deck (de dos pisos) y el sistema Hop On Hop Off, es decir, también se puede subir y bajar cuantas veces quiera. Los ómnibus pasan cada 30 minutos por cada una de las paradas y el recorrido completo cuesta U$S 44.

Imperdible 10

The following two tabs change content below.

Vasco Erramouspe