Con Ruca Malén perdimos por goleada

En Ruca Malén nos sentamos a la mesa en muy buena compañía: Lucas y Juan. Son los responsables de todo alimento que entra a la cocina y sale transformado en platos que son un deleite de solo verlos; ni le digo si además los prueba.

Además de explicar, con pasión, qué contiene cada plato, cómo se logran esos sabores y qué materia prima utilizan, es asombrosa la experiencia que aquilatan pese a su juventud. Con decirle que Lucas pasó, en viaje directo, sin escalas, de Nueva York a Luján de Cuyo.

Y, con el “guión” de ambos, encaramos el menú degustación llamado “El alma del vino”.

Arrancamos con un amuse bouche (entremés) de croquetas de espinacas y almendras con limón y maíz crocante, acompañadas del Ruca Malén Brut.

Los aperitivos fueron vegetales curados con pesto, emulsión de limón y tierra de algarrobas, con un Yauquén Chardonnay 2015, y terrina de zanahorias ahumadas con emulsión de remolachas y reducción de Bonarda y frutos rojos, para lo cual le entramos a un Yauquén Bonarda 2014.

Después vino la entrada: cerdo braseado con jugo de cebollas, porotos y chauchas y una versión vegetariana de croqueta de quinoa con el mismo jugo que acompañaba al cerdo. En este caso el maridaje se hizo con Ruca Malén Petit Verdot 2013.

El plato principal fue un medallón de fillet mignon acompañado de puré de garbanzos, tomates secos y láminas de papa. El menú vegetariano era berenjena rellena de vegetales grillados con puré de garbanzos y tomate seco. Aquí, para acompañar, las opciones fueron Ruca Malén Cabernet 2013 o el Kinien Malbec 2011, por el cual optamos casi todos. Apoteósico.

A esta altura convenía ir entregando la posición, pero faltaba el postre: Marquise de chocolate blanco y lavanda, merengue laminado, duraznos y zapallos a la cal, decorados con salsa de naranjas. Ganó Ruca Malén por goleada, cinco a cero.

Alguien le preguntó a Juan si la flor de lavanda era decorativa. La respuesta fue: “Todo lo que viene en el plato se come”.

Con gran esfuerzo, físico y espiritual, dejamos la mesa y bodega Ruca Malén atrás para seguir con nuestra misión.

 

The following two tabs change content below.

Vasco Erramouspe