Buenos Aires y su diversidad en una botella

El vodka sueco Absolut presentó una edición limitada de su botella inspirada en la Ciudad de Buenos Aires.

Lo histórico y lo moderno, lo luminoso y lo lúgubre, las anchas avenidas y los senderos más angostos, lo popular y lo elitista se encuentra el alma de Buenos Aires que la convierte en una ciudad cóctel que inspiró a homenajearla en la botella de edición limitada que Absolut lanza en colaboración con los argentinos Gaspar Libedinsky , artista visual, arquitecto y curador y Costhanzo, artista visual. Sólo habrá 69.300 unidades.

El Obelisco es el testigo silencioso de la diversidad que envuelve y caracteriza a la ciudad por ser centro de reuniones donde se celebran alegrías y exteriorizan  frustraciones. En su tarea de representar la idiosincrasia y la identidad de la ciudad y sus habitantes, Absolut Buenos Aires toma el lugar del Obelisco para representar su visual. La ilustración de la botella de edición limitada es una interpretación de la perspectiva que se obtiene desde el monumento, la ventana al mundo de la ciudad cóctel.

“A través de la mirada de Absolut, la botella captura ese espíritu universal que Buenos Aires refleja en sus detalles y que evidencia en cada porteño. Es el resultado de un trabajo de cuatro años de estudios e investigaciones que derivó en esta creación única que fue producida en Suecia bajo los estándares de calidad de Absolut”, expresó Alejandro Chain, Brand Manager de Absolut.

Desde 2007, con el lanzamiento del Absolut New Orleans, la compañía líder mundial en vodka le rinde homenaje a las ciudades que tienen algo para contar a través de una botella de edición limitada. Buenos Aires, factor de aglutinamiento de los mil mundos que conviven en ella se suma a ciudades emblemáticas como Brooklyn, San Francisco, Londres, Moscú, Berlín, Vancouver y Estambul, entre otras.